miércoles, 2 de enero de 2013

 Me encanta a mí ese paréntesis indefinido del tiempo, las sensaciones seguramente son inconscientes pero yo estoy convencida de que de alguna manera los estados de ánimo son como el clima. Digo, nos nublamos, amanecemos, atardecemos, llovemos, granizamos, volvemos a amanecer. Muchos son meteorólogos de su propio tiempo, de su propio estado de ánimo, sin embargo yo prefiero no saber, abrir la ventana y esperar a ver qué es lo que el día tiene para mí. También me gusta abrir la ventana y ver el clima de la gente que yo quiero y en ese sentido no puedo estar mas feliz. A mucha de esa gente hoy les explota el sol, revientan de sol, y esa es toda gente que yo quiero. Hay movimiento, hay esperanza, hay vida, hay búsquedas que transcienden el tiempo y riesgos que se siguen corriendo. Hay segundas oportunidades y revanchas que abren nuevos horizontes. Todos buscamos trascender, porque trascender es buscar, perseguir ese sueño que nos sirve de norte, mirar para atrás y decir bueno lo intenté, no se bien cuales fueron los resultados pero por lo menos lo intenté y me quiero quedar en paz sabiendo que hice todo lo que tenía que hacer, que dejé una marca en las personas que conocí. No te bajes de ese sueño, no dejes de ser vos. Tengan ustedes una buena vida y tengan siempre buena música. 
Vero Diorio-Graduados