viernes, 15 de febrero de 2013

5:04 de la mañana en buenos aires, Argentina. Estoy en mi cuarto escuchando el ruido de las teclas, el ventilador y justo un vecino cerrando la persiana. Dentro de una rato, largo, amanecerá y oiré a los pájaros que siempre se posan en mi ventana a cantar. En este momento mi menta vaga e imagina cosas. Plena oscuridad con la persiana cerrada los rayos de la luz no pasaran. Escucho pasos del vecino de arriba ¿irá a trabajar o sólo se levanto para ir al baño?. Recuerdo momento a momento mi día y pienso en las palabras que pude haber utilizado en cada situación que se me cruzó. "La pucha" se me pasaron 2 minutos de la madrugada escribiendo esto, podría haberlos utilizado en encontrar el sueño y dormir plácidamente  pero mi mente todavía esta muy activa como para dejarse caer. Son las 05:07, el 7 es mi número favorito, no sé porque, se ve lindo. Ya son las 05:08 no escribí ni más de una oración que ya se me pasaron 60 segundos. Ah esta hora siempre siento que la hora pasa volando. 
El ruido del ventilador me desconcentra y no me deja darle un acento poético a esta entrada. Cierro los ojos y me perturba saber que mañana me despierto, almuerzo (porque claro, a la  hora que me levanto ya no es para desayunar) y me pongo a estudiar, ni siquiera estudio, no lo sé hacer, no sé estudiar, algo tan básico como eso no lo se hacer, ¿tendré algún problema?.
Te cambio todo el hilo por otro color,  pero no te hago confundir, te salto con otro tema, otro hilo de otro color, quizás rosa, quizás azul, no importa, estoy pensando en "él", ¿por qué "él"?, ¿acaso es Voldemort que no puedo nombrarlo?, ¿por qué no puedo? no sé, pero por ahora va a ser un "él", pienso pienso y me da vergüenza pensarlo, siento como si tuviera 36 años y recordara con sutileza a un amor viejo que ahora no sé donde debe estar, pero vuelvo a la realidad de que se acercan mis 15 y sé donde esta.
05:12 y caigo en la cuenta que acabo de escribir lo que estaba pensando, sin escrúpulos, directamente, sin miedo. Me acomodo en la cama, me tapo, veo el teléfono, la hora y si hay alguna notificación, nada.
Sigo escribiendo, veo el facebook, alguien me hablo, ¿quién sera?. No importa publico esta entrada y me voy a dormir, quiero soñarlo. Estoy enganchada, pero bien, todo tranquilo, de a poquito, despacio, tengo miedo que se aburra de mi y no termine de conocerme. Me gustaría saber qué onda conmigo, va ya sé que onda conmigo pero quiero que me lo diga, quiero escucharlo.
Mi mente va y viene, aprieto mucho el "backspace", ¿tanto me equivoco?.
Dispuesta a sumergirme en un sueño, sin revisarlo, publico la entrada y me retiro, ¿con qué soñaré hoy?, ¿qué me tiene preparado el subconsciente?, espera... ¿el subconsciente?