martes, 26 de febrero de 2013


No sé, nunca sé. Todo me da vueltas y vueltas. Pienso todo y actuó de forma calmada. Últimamente todo me choca, todo me afecta, estoy susceptible, necesito cariño aunque creí haberlo encontrado pero poco a poco se me desmorona, y solamente yo tengo la culpa. Ya no le encuentro sentido a lo que antes pensaba. ¿Todo tiene un precio? ¿cómo pago mis errores?. Con tantas pelotudeces en la cabeza no me enfoco en lo que realmente debería concentrarme. Me siento estúpida, boludeada, estoy bajoneada. No encuentro motivos, o si los encuentro pero no pretendo aceptarlos. Uh casi pongo aceptarlos con h. Estoy demasiado centrada en algo que no veo que se mueva, pero eso no quiere decir que este estancada, sólo parada por mal servicio, ¿qué sé yo?. Esta semana estuve viendo muchas películas de amor, ¿por qué todo lo pintan tan perfecto? -¡Hola directores de cine! sólo pasaba a decirles que nada de lo que ustedes ilustran es así, adiós.- Pero entre tantas cosas puras de la adolescencia quería decir que aprobé el primer trimestre de cívica (ética) y este jueves 28 rindo el 2 trimestre e inglés, deseenme suerte. El 29 subiré la segunda parte de la historia que por lo que voy escribiendo tiene para rato. Tengo miedo, pero no tengo la menor idea del por qué. 
Sin más que decir, me despido atentamente.