domingo, 1 de septiembre de 2013

Es una mierda el positivismo que puedo llegar a tener, es una mierda mi vida, es una mierda todas las carpetas llenas de fotos, es una mierda toda la música que me hace acordarme a todo lo que vivimos, es una mierda lo que siento, es una mierda amar tanto a alguien que ya no te ama, es una mierda hacerse el superado para seguir estando, es una mierda seguir caminando solo, es una mierda romper con alguien que creías que ibas a estar mucho tiempo más, es una mierda abrir los ojos, es una mierda sentise una mierda, es una mierda que te encare toda la mierda que hiciste, es una mierda todo lo que puedo llegar a sentir, es una mierda todo lo que me hizo sentir, es una mierda aceptar que ya no te va a abrazar más, que ya no te va a mirar de la misma manera, es una mierda intentar estar con otras persona y que termines hablando de lo mal que estas, es una mierda estar toda una semana bien y abrir una puta carpeta recordar lo bien que estaban y ver que ahora son dos entes que en algun pasado compartieron una cama. Es una mierda estar en mi lugar, es una mierda mis noches, mis días. Es una mierda verte reír con tus amigos ir a hablarte y que me pongas la mejor cara de orto. Es una mierda decidir que de mi lado ya no va a haber nada. Es una mierda saber que si hoy me pregunta de volver le voy a decir que no porque me hizo sentir demasiado mal estas ultimanas. Es una mierda contar hace cuanto me corto. Es una mierda tener una recaída, estar bien, pensar lo menos posible en esa persona y que de la nada todos los recuerdos te caguen a palos. Es una mierda todos los planes a futuro que algún día tuvimos. Es una mierda estar escribiendo esto con la esperanza de que lo lea. Es una mierda saber que mañana voy a estar bien y me voy a arrepentir de demostrar mi vulnerabilidad a través de esta entrada. Es una mierda amar, es una mierda enamorarse, y es una mierda volver a fracasar.