lunes, 21 de octubre de 2013

Quizás sólo soy tarada pero creo mucho en las miradas y hasta podría confirmar que dicen más que las bocas, pero de ser así ¿por qué tú mirada hacía mí, nunca cambió? ¿Por qué no creo en lo que decís sentir?
Soy la persona más pesimista, sería la primera en querer hacerme entender que tus sentimientos cambiaron, pero no lo creo, no creo que todo haya cambiado, quizás sólo te sentías presionado y actuaste bajo tal impulso, o quizás no, ¿quién a parte de vos podría darme las respuestas?