lunes, 7 de abril de 2014

He buscado, he recorrido cuerpos, escabullido en bocas, yacido en sábanas sin perfume, entrometido en espacios vacíos, acariciado caras sin expresiones y hasta cuerpos con dueños..
Pero nunca ninguno se te comparó. Todos eran distintos, pero a todos algo les faltaba, no lograban borrar tus marcas.
Perdí la cuenta de los besos fríos que di. No volví nunca a encontrar tu calor.
Lo días se volvían grises, perdían poco a poco su color, su emoción.. como aquellas canciones que un artista un poco cansado y destruido por el amor, alguna vez escribió.
Pero un día algo cambió. 
Alguien pudo desnudarme no de cuerpo sino de alma.
Se sintió raro, no creí que no habías sido vos. Me costó entender, lloré, pero no me dolió. 
Era feliz,
aun sin tu amor.
Porque todo sigue, todo. Todo cambia. Hasta el ser que te haga más bien puede volverse tu rival.