martes, 29 de abril de 2014

Se conocieron

Un día pasó.
 De repente.
 Pero lo tomó con calma, no se asustó.
 De un instante al otro, no habían palabras para decir y escuchar, los besos ocupaban ese lugar.
En ellos encontraron un refugio, su lugar.
Los abrazos y caricias, hicieron sentirse llenos de placer.
En aquéllos brazos encontraron mucho más de lo que creían conocer.