martes, 20 de mayo de 2014

Estrellados

Chocaron.
Con todo lo que una vez le supieron reconocer el olor, ver el color, pero nunca charlar, y ¡menos tocar!
Habían creído sentirlo todo, equivocados estaban.
Pero algo hicieron bien,
cambiar unas cosas de lugar, moverse de una forma y otra,
darle color a unas sonrisas,
ser fuego cuando el frío no dejaba respirar, aprendieron sobre la marcha,
entendiendo qué necesitaban.
Lo que parecía insignificante o absurdo para otros, fue,

para poder
intentar-
lo.
Juntos, poniéndole las fichas a eso, <denuevo> eso estúpido (pero necesario) que muchos llaman amor.