miércoles, 4 de junio de 2014

sin voz, aún me quedan cosas que decir

Leí muchas entradas de desamor y quizás eso me hizo querer escribir lo que siento desde otro punto de vista, en primera persona, del lado en el que estoy, de lo que siento. 'Superada' ¿sería la palabra? No sé.
 Ese caminar a dónde sea y acordarme que en algún momento pasamos por ahí, felices o enojados, pasamos, juntos. Pero no se entiende lo que pasa por mi cabeza, una parte de mi desea cruzarte y la otra que sólo vos me veas pasar, así no maquineo con si lo que hice o no estuvo bien. Pero si sucediera la primera, ¿te saludaría?, ¿qué pasaría?, ¿me ignorarías?, por ende siempre ruego nunca cruzarte.
Pero a veces, me duele tomarme ese colectivo, y escuchando música o mismo ese tema que todavía no pude borrar, espero que te subas, pero tampoco se cómo actuaría, aparte ese bondi, sí, ese que pasa justo por la puerta de tu casa, se me hace difícil no recordar todo lo que paso adentro y afuera, en esas calles de villa crespo.
Nunca quise ni desee poder olvidar, porque de esos recuerdos y más estoy hecha.
Cuando digo que duele es porque me es raro yo acá y vos allá, me acostumbré y prefiero que sea así, pero es extraño no acordarme de esa sensación, no acordarme de cómo era tener ese alguien esperando por mi, por algo mínimo, una sonrisa, una caricia, en fin, por algo mío.
Pero si todavía me lees, todo esta bien, y es raro escribir a algo que hace un año me dejo atrás, pero es lindo recordar, si al final es lo único que nos queda para siempre, los recuerdos, ¿o no?