lunes, 1 de septiembre de 2014

da pánico estar vulnerable, nunca nadie me sonrio así

Son las 4:48 y estoy sin sueño, escuchando música y no puedo sacarte de mi cabeza.
En qué momento, necesite tanto de una caricia tuya.
Me pone nerviosa estar tan débil.
En qué momento necesite tanto perderme entre tu cuerpo y las sábanas.
En qué momento empecé a sentirme así, tan perdida.
En que momento necesité escribir a las 4:51 sobre vos, sobre como me haces sentir.
Siento la panza vacía y un cosquilleo en los omoplatos al escribir de vos.
Un pellizcar en los pies y un incesante dolor en el pecho.
Pero no, no voy a aceptarlo, seguro es por el insomnio.